viernes, 29 de noviembre de 2019

Reseña La mansión de las furias, de Madelaine Roux



Título: La mansión de las furias.
Autor: Madelaine Roux
Número de páginas: 424
Editorial: VRYA
Sinopsis: Louisa Ditton no tiene a donde ir. Está sola y asustada. Acaba de escapar de un internado inglés, en donde el castigo era la lección del día. Cuando conoce a una anciana que le ofrece trabajo en una vieja mansión que funciona como hotel, Louisa cree que finalmente está dejando esa vida llena de “lecciones” atrás. Pero ni bien llega a Coldthistle House, se da cuenta de que la mansión esconde secretos muy oscuros…
Lejos de ser un sitio para descansar, Coldthistle House es un lugar en donde te juzgan. Y su misterioso dueño, el señor Morningside, junto a sus empleados aplican los castigos más terribles a aquellos que cometieron errores en el pasado. Hasta Lee, un joven que es distinto a los otros huéspedes y que brilla por su carisma y simpatía, parece estar peligro.
Louisa quiere salvarlo y advertirle sobre el peligro que se esconde en la mansión, pero ¿puede confiar realmente en él? ¿Cómo puede estar segura de algo en un sitio en donde todos guardan los secretos más siniestros que podrías imaginar?


La mansión de las furias fue un libro que anhelé leer con todo mi corazón después de conocer a su autora, Madelaine Roux, a través de la saga Asylum. Me encanta la manera en que la historia transmite suspenso y terror no solo desde las letras de la propia Roux, sino también mediante las imágenes e ilustraciones que conforman al libro.
En esta novela nos encontramos con Louisa, una chica que reconoce que estafa a la gente, y bien puede llegar a robarles, con tal de sobrevivir. Vemos el mundo desde su perspectiva, y por eso mismo comprendemos que no actúa por maldad, sino que si se atreve a cometer actos delictivos es por su instinto de supervivencia.
Ella, que finge leer la suerte a quien le dé las palmas de las manos y le ofrezca unos céntimos, que sabe que está embaucando a inocentes diciendo ser algo que no es… ella es solo una chica que perdió a su mamá de muy pequeña y ni su propia familia se hizo cargo, dejándola en un colegio pupilo. Cuando creces debiendo esconder lo que eres (llegando a ocultar el acento para no demostrar su procedencia, por ejemplo), cuando has escuchado toda tu vida que tu mirada es extraña y no te llevará a ningún buen puerto, cuando pasas miseria, hambre y frío en una sociedad donde todo depende de tu linaje para contraer matrimonio y formar una familia; entonces terminas siendo como Louisa. Y si le sumamos que estamos a inicios del siglo XIX, donde todavía la acusación de bruja puede significar maltrato, expulsión del pueblo o incluso muerte, resulta lógica la decisión de Louisa de seguir a la extraña anciana que le ofrece trabajo y sitio donde quedarse, aunque sea en Coldthistle House.

 Disfruté mucho zambulléndome en esta historia donde el terror gótico, la fantasía y lo paranormal afloran con sutileza, hasta ganar fuerza y oprimirte el pecho. Porque Coldthistle House es un lugar maldito, un sitio donde todo tipo de villanos, asesinos y canallas terminan pagando por sus errores el precio más alto posible. Sí, aquella extraña mansión es la última morada para todos lo que han cometido hechos atroces (y no tanto, pero errores al fin y al cabo), regentado por un señor misterioso y extraño que responde al nombre de H. I. Morningside. Aunque decir señor no es justo. Morningside solo parece tener unos años más que la joven Louisa, y hay que ver cuánto tiene de humano y cuánto de monstruo.
En este lugar que le ofrece una oportunidad, Louisa aprenderá que si cumple con las tareas asignadas, el trabajo es suyo, aunque el ambiente esté cargado de misterios y la muerte se esconda a la vuelta de cada rincón. Cuando nuestra protagonista descubra los secretos de Coldthistle House y entienda lo que ocurre en verdad, tratará de salvar a Lee, un joven muy simpático y lleno de carisma, a quien conoció de camino a la mansión. ¿Por qué corre peligro Lee? ¿Podrá Louisa ayudarlo? Ah, eso deberán descubrirlo ustedes solitos, porque yo odio dar spoilers y no voy a contarles lo mejor de la historia, deben vivirla ustedes mismos.

Un dato para destacar: los fragmentos del libro de H. I. Morningside, donde nos presenta a seres sobrenaturales y cuenta pequeñas anécdotas sobre su acercamiento a cada una de esas criaturas. ¡Es genial!
En resumen, amé reencontrarme con Roux y su imaginación plagada de seres oscuros y llenos de secretos. Devoré este primer libro y he llegado a releerlo un par de veces más, porque sigo disfrutándolo con tanta fuerza como la primera vez que llegó a mis manos. 

La historia continúa en
La corte de las sombras, cuya reseña les compartiré muy pronto. Yo que ustedes, ya estaría adentrándome a esta extraña mansión llena de criaturas variopintas. No se van a arrepentir, lo juro.


-----------------------------
Espero sus comentarios... ¡Nos leemos pronto!

miércoles, 27 de noviembre de 2019

Reseña: El día que se perdió la cordura, de Javier Castillo



Título: El día que se perdió la cordura
Autor: Javier Castillo
Número de páginas: 456
Fecha de publicación: Julio de 2018
Editorial: Suma de Letras / PRH
Sinopsis: «A veces el destino nos pone a prueba para que sepamos que existe».
Centro de Boston, 24 de diciembre. Un hombre camina desnudo con la cabeza de una joven en sus manos. El doctor Jenkins, director del centro psiquiátrico de la ciudad, y Stella Hyden, agente de perfiles del FBI, se adentrarán en una investigación que pondrá en juego sus vidas, su concepción de la cordura y que los llevará hasta unos sucesos fortuitos ocurridos en la misteriosa localidad de Salt Lake diecisiete años atrás.

¡Buenas! Como descubrirán si andan de paseo por el blog, iré subiendo reseñas de libros que leí el año pasado a la par de lecturas de este año que ya se nos escapa. La idea es ponerme al día con las reseñas que tengo demoradas en este rinconcito que tanto quiero.


Leí este libro en pocas horas, porque el autor tiene una pluma que no resulta pesada ni molesta y la historia avanzaba de manera adictiva. Ahora, plantear esta reseña me costó y mucho. ¿Qué decir sin revelar spoilers? ¿Cómo demostrarles cuánto disfruté leyendo esta novela sin que se me escapen cosas importantes?
Puedo comentar que la historia va escrita a distintos tiempos y desde diferentes perspectivas. Por momentos estamos en Boston, a fines de diciembre de 2013, viendo cómo el director de un centro psiquiátrico y una agente del FBI tratan de descubrir quién es ese hombre que apareció la mañana del 24 de diciembre caminando desnudo por pleno centro de la ciudad cargando en sus manos la cabeza de una joven. ¿Por qué mató a esa chica? Esa pregunta resuena bastante, hasta que el presunto asesino obliga a sus entrevistadores a darle la vuelta al asunto y pensar todo desde otra postura.


En paralelo, se va contando la historia de la familia de Amanda, una joven que junto a sus padres y hermana menor está de vacaciones en Salt Lake, a mediados de 1996.
Como si fuera sencillo cruzar dos historias, el autor se anima y agrega tres más: parado a finales de diciembre de 2013, muestra la mirada del supuesto asesino decapitador; vuela hasta Canadá, siguiendo los pasos de un hombre torturado por su pasado y responsable de la muerte de muchas mujeres inocentes y regresa a Boston para contar lo que vive el director del psiquiátrico luego de un hecho traumático que lo hace rememorar los últimos 18 años de su vida.

El paso de primera a tercera persona entre capítulos. Con capítulos cortos y a veces de poco más de una página, lo genial de la novela es ir viendo cómo se relacionan las distintas historias y se genera un tejido asombroso de conexiones impensadas y geniales.
Se nota que es la primera obra de Javier Castillo. Se vende en la manera de describir a algunos personajes, como si estuviera leyendo las características físicas escritas en fichas detalladas y cuidadas. No me molesta. Las vueltas de la historia y su modo de narrar la perspectiva de cada personaje son tan geniales que lo demás se acepta y perdona. Porque es capaz de contar con tanta facilidad cómo se mata a alguien, así como puede cargarte de emoción al mostrar el sufrimiento padecido por varios de los personajes.

Los saltos en el tiempo y los cambios de personajes me obligaban a prestar atención a cada detalle, porque todo tiene un porqué y cada suceso se entrelaza a otro de la manera menos pensada.
Una historia muy visual, con las descripciones de escenarios justa y con personajes que evolucionan de manera tan humana y realista que duele reconocerlo. A medida que leía el libro pensaba en cuán genial sería verlo transformado en película y luego supe que harán una serie y creo que es más acertado, porque los giros y contragiros de cada tiempo y subtrama son demasiado buenos como para abreviarlos a un par de horas en la pantalla. Un thriller genial, como hacía mucho no leía.


-----------------------------
¿Ya conocían al autor? Espero sus comentarios...
¡Nos leemos pronto!